UNA LENGUA BAJO CONTROL ES SEÑAL DE UNA VIDA BAJO CONTROL

4 de agosto de 2021

“Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti? Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos? Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon.”
Malaquías 3:13-15 RVR1960

violencia en palabras es el resultado de sentimientos hechos trizas. Un lenguaje injurioso revela un corazón pecaminoso.

El Señor le hace un llamado de atención al pueblo por la manera en que expresan su descontento e insatisfacción porque Dios no actúa según su manera de pensar y de acuerdo a las circunstancias.
Veían el servicio a Dios y guardar sus mandamientos como algo sin provecho ni sentido.

Las palabras duras y a destiempo pueden poner fin a una relación de amistad, de pareja, de amor compañeros de trabajo y hasta de ministerio.

Tus palabras son violentas cuando:

📍 En vez de agradecer a Dios por un día más de vida, te quejas por que careces de algo material.
📍En lugar de hablar palabras amables y bondadosas, con sarcasmo y dureza aplastas los sentimientos de otros, en especial de los que amas.
📍 Cuando cuestionas el proceder de Dios, y justificas tus malas acciones y conductas.

“… Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos?…”

La lengua es un órgano pequeño que crea discordia o armonía, ¿para cuál de los dos la usarás?
Las palabras sanas, amables y gratas fluyen de una vida renovada y controlada por aquel que insertó la lengua en nuestra boca: DIOS.

Hay una simple fórmula que puedes usar antes de hablar de Dios o de otras personas, aplicando la palabra ”PIENSA”:

P- ¿es Productivo?
I- ¿Inspira?
E- ¿Edifica?
N- ¿es Necesario?
S- ¿es Seguro?
A- ¿es Amable?

Si lo que tienes que decir no pasa esta prueba, PIENSA y quédate con la boca cerrada.

Tengamos presente este texto bíblico
“Y así, la bendición y la maldición salen de la misma boca. Sin duda, hermanos míos, ¡eso no está bien!”
Santiago 3:10 NTV

Uno de los aspectos que reflejará a Jesús en tu vida es el lenguaje, el creyente es uno que proclama bendición y lo manifiesta no solo en su fe, sino en su forma de expresarse.
¿De qué lado estás tú?

Recuerda:
_ “Las palabras uva vez dichas tienen vida propia.”_ Carol Bournet

Un gran abrazo y bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarle?