¡Sin Anestesia! Capítulo 17

Obed Moreno 

Diciembre 8 de 2020 / Alianza de medios TCM Noticias y Área Política

Liberalismo… ¡Al rojo vivo!

Sale Mario Marín sale del Partido Liberal pero no lo hizo lanza en ristre a tirarle a nadie pero sí dejando entrever que la culpa de sus “fracasos” en la política son culpa de Diego Patiño.

No pudo continuar en la Asamblea tras seis períodos como Diputado, no pudo ser candidato a la Alcaldía de Pereira y en Dosquebradas terminó bajándose al no encontrar apoyo. 

Marín no profundizó en detalles pero seguramente ocurrió algo más allá de lo que sucedió antes de finales de octubre de 2019, que llevó a que Mario tomara la determinación.

Si Marín sale y renuncia en noviembre o diciembre del 2019 era más entendible que fuera como respuesta a la falta de apoyo que sintió para sus aspiraciones. 

Pero que haya salido a renunciar ahora, deja la duda de si pasó algo, si ya en definitiva estaban rotas las relaciones y comunicaciones con la Casa Patiño.

Diego Patiño y Mario Marín en el centro de la foto.

Mario dice que a hoy no tienen aspiraciones a nada, pero si no va a aspirar, ¿para qué renunciar al Partido Liberal si solo va a ser un militante? ¿Qué afán tiene de irse? En últimas solo él lo sabe, seguramente será candidato…

Sobre nuevos horizontes dejó claro que no será con los Verdes, sostiene que ha tenido conversaciones con Juan Carlos Valencia de la U, con Durguez Espinosa del Centro Democrático y con Carlos Botero de Cambio Radical, que serían posibilidades para llegar.

No descarta además, alguna alternativa liberal, una especie de “nuevo liberalismo” que pudiera estar con él y acompañarlo en nuevos procesos.

Según expertos Mario Marín podría tener entre 5 mil y 7 mil votos, nada despreciables para nadie en sus intenciones de sumar fuerzas, sobre todo de cara a elecciones al Congreso.

Contraparte…

Por su parte, Juan Diego Patiño, hijo de Diego Patiño Amariles y diputado de Risaralda, manifestó sus sorpresa por la renuncia de Mario Marín al Partido Liberal. 

Lo considera como un segundo padre y se refirió a lo que se dice en los tintiaderos, donde se señala que es por culpa de su papá que Mario perdió pan y pedazo.

Juan Diego Patiño Ochoa (izq) y Diego Patiño Amariles (der).

Patiño Ochoa manifestó que él no iba a ser candidato a Asamblea pero que ante la persistencia de Mario de ser candidato a la Alcaldía de Pereira y para no perder la curul del liberalismo por el lado de los Patiño, finalmente se dio que él fuera candidato.

Dijo el joven Patiño que él iba a hacer otro proceso, de apoyar candidato al Concejo y de medirse en fuerza de votación para posteriores procesos.

Eso sí, lamentó lo de Mario y señaló que lo respeta, al igual que respeta la decisión de irse de las toldas rojas.

Gobernador no puede equivocarse más con Comunicaciones

Se fue Sonia Díaz Mantilla de la Jefatura de la Oficina de Comunicaciones de la Gobernación de Risaralda y llegó como encargada mientras se resuelve el chicharrón, Alejandra Cortez.

Con la salida de Díaz Mantilla ya son dos los jefes de esta oficina que se van, por no estar en sintonía con lo que busca o representa el gobernador Víctor Manuel Tamayo, quien si no lo está, debería estar preocupado porque las malas relaciones de sus exjefes con los medios, van en detrimento de su imagen y de los procesos que está liderando en el departamento.

Ya incluso personas que nada tienen que ver con los medios se peguntan ¿qué pasa? ¿por qué tantos cambios en la jefatura de prensa?

Víctor Manuel Tamayo tiene su proceso, tiene definido lo que quiere y lo que hace, es conocedor de Risaralda pero no ha podido encontrar esa persona que desde la Oficina de Comunicaciones represente eso, que se adapte a su forma de ser.

Tamayo Vargas necesita un comunicador que tenga la capacidad de potenciar los diversos saberes y talentos que hay en Comunicaciones, que sepa delegar, que sepa liderar y no imponer ni querer tener protagonismo.

Tamayo Vargas no necesita lo que tuvo Sigifredo Salazar, no necesita un jefe de comunicaciones “Rock Star” que esté haciendo el show, se necesita que sea alguien que permita potenciar lo que hace el Gobernador.

Necesita un comunicador que quiera a los medios, entendiendo ese querer como un respeto a los diferentes medios y que haya una comunicación asertiva con estos para que se propicien los espacios de interacción de los medios con el Gobernador y que sea un enlace para propiciar espacios de entrevista con los medios, no cuando al jefe de comunicaciones a bien le parezca, sino cuando los hechos lo ameriten.

Un Jefe de Comunicaciones de por sí debe tener la capacidad de reacción, pero más importante aún, debe tener la capacidad de planificar y de liderar una agenda con medios de comunicación, que logre el balance perfecto.

El encargo de Cortez se quedaría en eso, ella tendría otras aspiraciones en la Oficina de la Mujer y ahora ¿a quién pensará poner el Centro Democrático? En definitiva al Gobernador se le ha vuelto un dolor de cabeza el CD no solo por comunicaciones, también por la deficiente exsecretaria de Desarrollo Económico, Adriana López.

El Gobernador debe esta vez acertar en elegir a quien de verdad pueda liderar un proceso en comunicaciones que le permita potenciar su trabajo, de lo contrario y con época electoral a la vuelta de la esquina, el dolor de cabeza se le convertirá en una verdadera migraña.

¿Mandaron la terna con Gabriel Vallejo?

A propósito de Desarrollo Económico, nada que definen el nombre de quien reemplazará a Adriana López en esa Secretaría.

Incluso hay quienes de manera jocosa manifiestan que el Partido Centro Democrático (dueño de la cuota de esa Secretaría) ya tiene lista una terna con los nombres para suceder a López pero que la habrían enviado con el representante Gabriel Vallejo Chujfi.

Ante esto no se sabe si es que Vallejo por equivocación no llevó los documentos a la Secretaría de Desarrollo Económico de Risaralda sino a la de Pereira o de Dosquebradas.

Gabriel Vallejo Chujfi y Adriana López.

Tampoco se sabe si es que esa documentación llegó más bien a una oficina de algún Ministerio en Bogotá y por eso está enredado el tema. Tal como ocurrió cuando se hundió el proyecto de ley anticorrupción.

Ya hablando con distintos actores del Centro Democrático que podrían ocupar ese cargo, coinciden en que hay teléfono roto y que no les han ofrecido esa posibilidad. 

Dicen que la última palabra la tiene el representante Vallejo Chujfi pero no se sabe a quién van a poner en esa cartera, después de la salida de Adriana López, con favorecimiento de por medio hacia el representante al contestar un cuestionario sobre su vinculación con contratos en años anteriores con la Gobernación, documento que debió ser respondido desde un inicio por el propio Gobernador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
× ¿Cómo puedo ayudarle?