LAS HISTORIAS SOBRE LA GRACIA DE DIOS EN EL PASADO INSPIRAN LOS FUTUROS RELATOS DE LA FE

30 de julio de 2021

“Historias que hemos oído y conocido, que nos transmitieron nuestros antepasados. No les ocultaremos estas verdades a nuestros hijos; a la próxima generación le contaremos de las gloriosas obras del SEÑOR, de su poder y de sus imponentes maravillas. Pues emitió sus leyes a Jacob; entregó sus enseñanzas a Israel. Les ordenó a nuestros antepasados que se las enseñaran a sus hijos, para que la siguiente generación las conociera —incluso los niños que aún no habían nacido—, y ellos, a su vez, las enseñarán a sus propios hijos. De modo que cada generación volviera a poner su esperanza en Dios y no olvidara sus gloriosos milagros, sino que obedeciera sus mandamientos.”
Salmos 78:3-7 NTV

Todo el salmo es maravilloso e inspirador.
Aquí el salmista era consciente de que, posiblemente, la gente se olvidaría de las obras poderosas de Dios y que una generación se perdería.
Pero instó al pueblo de Dios a no cansarse nunca de contarle a las generaciones futuras la antigua historia de la redención. El objetivo no era simplemente memorizar datos históricos, sino estimular la confianza, la obediencia y la esperanza en el Señor.
Así evitarían que las generaciones siguientes cayeran en la oscuridad de la falta de fe y la rebelión, como había sucedido con sus antepasados.

¿Qué transmites a tus hijos referente al Señor, para que ellos a su vez lo hagan con sus descendientes?

Tenemos la gran responsabilidad como padres de levantar generaciones para Dios. Inscribámoslos en la mejor escuela que los preparará y entrenará para dar honra a Dios, así como a sus padres: la escuela de la ”piedad”, que significa amor y respeto por lo santo.

”Porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.”
1 Timoteo 4:8 RVR1960

Los hijos por lo regular jamás harán lo que no vean hacer a sus padres, si nos ven adorar, orar, disfrutar cada tiempo en el templo y magnificar sus obras, eso se les pegará como cemento y los acompañarán de por vida.

El hogar pone los cimientos para afrontar la vida, es en la niñez donde se pone el fundamento.

Ese fue el grave problema de la generación de Josué, no transmitieron el conocimiento de Dios y su palabra a Sus hijos, en el libro de jueces vemos los resultados lamentables de ello.
”En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía.”
Jueces 17:6 RVR1960

Decidamos como padres cuál de las dos generaciones anhelamos ver, la del salmo 78 o la de Jueces.

Tengamos presente siempre:

”Los Padres tienen en sus manos el futuro de la iglesia y la nación.”

Un excelente fin de semana y bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarle?