EL SARCASMO ES EL REFUGIO DE UNA MENTE SUPERFICIAL

13 de mayo de 2021

El originario del sarcasmo es satanás y lo hizo desde el principio, el tono que usa es fastidioso, siempre que habla es con el fin de desvirtuar lo dicho por el Señor, hacernos dudar de la veracidad de su palabra.

“Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Con que Dios os ha dicho: «No comeréis de ningún árbol del huerto»?”
Génesis 3:1 LBLA

Noten la intención del enemigo, Dios había dicho a Adán y Eva que de todos los árboles del huerto podían comer, menos del árbol que está en medio del huerto, porque el día que de el coman ciertamente morirán. Génesis 3:2-3.
“Entonces la serpiente dijo a la mujer: no moriréis.” Génesis 3:4 RVR 1960

El sarcasmo es decir palabras con mala o doble intención, que llevan en sí el ánimo de ofender, hacer sentir mal, o causar heridas y tristeza en los demás.
Esto fue lo que produjo Satanás cuando logró hacerlos desobedecer, hasta el día de hoy sufrimos las consecuencias.

Adán utiliza dicho lenguaje para con Dios mismo y su esposa, al culparlos por lo que le había sucedido.
“El hombre contestó: —La mujer que tú me diste fue quien me dio del fruto, y yo lo comí.”
Génesis 3:12 NTV

Él sarcasmo cruel y las palabras duras pueden hacer más daño que los moretones físicos.
Tengamos cuidado en el trato como esposos con la intención de lo que expresamos, las palabras de una autoridad llegan a ser proféticas, en las declaraciones a nuestros hijos, se puede manifestar dicho mal permanentemente en el trato verbal jefe-empleado o viceversa, y demás relaciones.

“Algunas personas hacen comentarios hirientes… “ Proverbios 12:18 (a)
Hay otro camino mucho mejor que nos muestra el Señor por su palabra, y es el de usar la lengua para consolar, alentar, producir alivio a la vida de los seres que amamos y al resto del prójimo que nos rodea.

“Las palabras que brindan consuelo son la mejor medicina… .” Proverbios 15:4 (a)
“… . Más la lengua de los sabios es medicina.” Proverbios 12:18

Estamos ante dos opciones: ¿permitimos que nuestra lengua la use el diablo para dañarnos y dañar a los demás, o cedemos el control de la misma al Señor para hablar y declarar lo mejor a quienes nos rodean?

Tal vez sea necesario pedir perdón a otros por haber dicho palabras impropias al hablar sin pensar y que hayan producido dolor e irritabilidad.

Un buen ejercicio para el día de hoy es usar nuestra boca para manifestar amor, aprecio, consuelo y alivio al corazón de nuestra esposa(o) padres, hijos y amigos, etc.
¡Tengamos cuidado al hablar!

_ Las palabras duras y a destiempo pueden poner fin a una bonita relación._ ¡No lo permitamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
× ¿Cómo puedo ayudarle?